¡SALUD!

 

Estaba sentado en un banco de plaza, de esos blancos despintados que dan hasta pena porque se caen de un lado. Siempre vistiendo su camisa marrón de flores lilas, sus zapatos negros y pantalón azul desteñido.
Continue reading ¡SALUD!
Advertisements